Iris

Iris

[dropcap class="dropcap"]El [highlight class="blue"]iris[/highlight] es una estructura visible a través de la córnea, es el disco coloreado que da el "color" de los ojos, es un diafragma compuesto principalmente de tejido conectivo y fibras musculares.  Se sitúa entre la córnea y el cristalino. Los colores, texturas y patrones son únicos en cada persona.[/dropcap]

 

Estructura

El iris se compone de 3 capas:

[list class="list-icon person"]
  • endotelio pigmentario
  • músculo dilatador
  • músculo esfínter
  • estroma
  • epitelio
  • [/list]

    El [highlight class="blue"]iris[/highlight] divide el polo anterior, el espacio que separa la córnea y el cristalino en dos cámaras:

    [list class="list-icon quote "]
  • la cámara anterior, de mayor tamaño, situada entre la córnea y el iris
  • la cámara posterior, esntre el iris y el cristalino
  • [/list]

    Epitelio pigmentario

    Esta capa no se ve y está en contacto con la denominada retina ciega. Es una capa pigmentada, de color negro violáceo, que forma el “fondo” de la estructura del iris.
    Está formada por células retinianas y sólo la observaremos cuando haya signos muy profundos.


    Músculo dilatador

    Este músculo presenta una estructura de radios que se dirigen desde el borde periférico del iris, hasta el borde del anillo que forma el músculo esfínter del iris.
    La función de este músculo es la de dilatar la pupila, y está inervado por el sistema nervioso autónomo simpático (SNAS).
    Este músculo es intraepitelial, por lo que no se distingue apenas del epitelio.


    músculo esfínter

    Este músculo es el que provoca la contracción del agujero pupilar. Es un pequeño músculo en forma de anillo, que bordea la pupila, y que con un sistema óptico potente se puede observar. Está inervado por el sistema nervioso autónomo parasimpático (SNAP).
    Es el único músculo del cuerpo con origen neuroepitelial, y por esa relación nerviosa que tiene, es de gran utilidad en el diagnóstico por el iris.
    Como podéis observar, los dos músculos citados tienen una acción antagonista o contraria: uno es dilatador pupilar y está inervado por el SNAS y el otro es constrictor y lo inerva el SNAP.


    Estroma

    Es un tejido conjuntivo situado por encima del endotelio, que goza de gran irrigación y forma las nueve décimas partes del grosor del iris.
    Es en el estroma donde aparecen signos de gran importancia, como son las lagunas y las criptas. Esta capa es la que da la coloración primordial al iris, ya que es aquí donde se sitúan los pigmentos, gracias a las células pigmentarias.

    El estroma se puede dividir en 3 partes:


    -Capa anterior:  Se trata de una capa muy agujereada, con multitud de pequeños canales que comunican las lagunas entre sí.
    -Capa media:  En esta capa profundizan las criptas, ya que se trata de un tejido extremadamente laxo.
    -Capa posterior:  La consistencia de esta capa no es tan densa como la de la capa anterior y tiene un gran número de capilares venosos.


    El estroma es muy importante, ya que contiene la pigmentación esencial del iris, gracias a sus células pigmentarias.
    Las personas con escasos pigmentos presentan una coloración azul, causada por el efecto óptico de la membrana violácea que forma la capa más profunda o endotelio. El contenido de pigmento de las células, está en relación con el estado neurovegetativo del organismo.

    La pigmentación del estroma se acumula en distintos tipos de células:


    -Células cromatóforas: Estas células contienen pigmentos de color amarillo y marrón.
    -Células globulosas: Estas contienen los pigmentos de color negro. Estos pigmentos son fácilmente observables en iris azules, formando pequeños nevos pigmentarios.

    Epitelio anterior

    Es una monocapa, que no es continua en toda su extensión y presenta grandes agujeros. Se presenta como una gran condensación del estroma, formado por células poligonales planas.

    Esta capa está agujereada en diversos lugares, donde se sitúan las lagunas y criptas, conocidas en oftalmología como estromas de Fuchs.

     


    El color de los ojos

    El color del [highlight class="blue"]iris[/highlight], seleccionado a nivel genético, viene determinado por la cantidad de pigmento presente en la estructura del iris. La ausencia de pigmento da un iris rosa o albino. 

    Existen dos tipos de pigmentos principales, melanina y lipocromina, que determinan el color del ojo. 

    En raras ocasiones un iris puede diferir en color con su parejo, se trata de un defecto genético conocido por heterocromía iridea.

    Al contrario de la creencia popular, el [highlight class="blue"]iris[/highlight] no cambia de color en adultos, excepto en ciertas patologías. El color del iris parece cambiar, dependiendo de varios factores, entre los que se encuentran el tipo de luz que lo ilumina.

    Úvea

    El [highlight class="blue"]iris[/highlight] es la parte mas anterior de la úvea o tracto uveal. Además de este, el tracto uveal está formado por otras estructuras.

    [list class="list-icon person"]
  • iris,
  • cuerpo ciliar (dentro del que encontramos al músculo ciliar)
  • coroides (bajo la retina, contiene la trama vascular retiniana, esto es el sostén de el sistema irrigador de la retina)
  • [/list]


    Iritis/uveitis/corioretinitis

    Inflamaciones comunes de la úvea, coroides/retina e [highlight class="blue"]iris[/highlight]. Estas son las mas comunes

    [list class="list-icon person"]
  • iritis: inflamación del iris
  • iridociclitis: inflamación del iris y cuerpo ciliar
  • coroiditis: inflamación de la coroides
  • corioretinitis: inflamación de coroides y retina
  • uveitis: inflamación del tracto uveal
  • [/list]

    Aunque las causas de una iritis o uveitis normalmente son desconocidas, en mucho casos la inflamción está relacionada con alguna infección o enfermedad en otra parte del cuerpo (enfermedad sistémica). A veces este y otros males pueden causar una inflamación uveal: artritis, tuberculosis, sífilis, espondilitis anquilosante, etc.

    Los síntomas de una iritis aparecen de repente y se desarrollan en pocas horas o días. La iritis causa mucho dolor, lagrimeo, fotofobia y visión borrosa. Un ojo rojo, normalmente con vasos limbales inflamados puede ser signo de iritis. Pueden aparecer fotopsias y la pupila suele verse contraída en una iritis.

    Diagnosticada en los primeros estadíos, una iritis o uveitis pueden tratarse con corticoides y/o antibioticos. 

    Los casos de iritis pueden cursar durante 6 y 8 semanas. Durante este tiempo el paciente debe ser observado regularmente por un especialista (óptico-optometristas u oftalmólogo) para observar cambios potenciales debidos tanto a la enfermedad como al tratamiento, entre los que se encuentran:  Cataratas, glaucoma, cambios corneales e inflamción secundaria de la retina que pueden derivar en una pérdida irreveersible de visión e incluso ceguera.

     


    Sobre opticos-optometristas

    opticos-optometristas es una de las páginas número 1 en el sector de la óptica.

    Desde 2008 estamos ofreciendo información y herramientas a profesionales del sector.

    Copyright © 2017 opticos-optometristas.com. Todos los derechos reservados